Este 2021 ha sido un año diferente donde la necesidad del distanciamiento social, la proximidad de la crisis económica y la existencia de un consumidor más consciente hacen que las marcas se replanteen sus estrategias para este Black Friday, uno de los eventos más consolidados y relevantes a nivel de ventas para las compañías.

En este sentido, la agencia SamyRoad identifica y destaca 10 claves para afrontar este Black Friday (BF) y maximizar los resultados.

 

Proximidad local

Hasta la llegada de la pandemia, la mayor parte de la conversión del BF giraba en torno a las grandes rebajas y descuentos. Sin embargo, con todo lo acontecido, ha habido un cambio del consumidor, el cual se inclina más por el pequeño comercio, el de barrio, en definitiva, por el consumo local. Estos negocios más pequeños no pueden permitirse grandes rebajas, pero sí participar en el BF con algún pequeño regalo extra o envío gratuito de su producto.

Prueba de ello es Amazon, que en 2020 fue la marca con más menciones en BF debido a que es un lugar donde los consumidores pueden adquirir productos de diferentes marcas, muchas de ellas pequeñas.

 

Consumo responsable

La tendencia se inclina hacia el consumo sostenible y consciente. De ahí que las marcas animen a sus consumidores a seguir ese consumo consciente y, en lugar de ofrecer rebajas masivas, se centren en apreciar a sus clientes más fieles.

El grupo de consumidores más exigente está más dispuesto a invertir en marcas que se esfuerzan por lograr cambios positivos, que giren en torno a causas sociales y que apoyen a las pequeñas empresas, lo que indica un cambio hacia las compras sostenibles.

 

Crecimiento del gaming

Sin lugar a duda, el sector que está experimentando mayor crecimiento y que, en BF será uno de los más demandados, es el gaming. Los consumidores tienen la oportunidad de mejorar su experiencia de juego con los dispositivos más caros (auriculares, nuevas consolas…).

Teniendo en cuenta esta tendencia de consumo, las marcas tienen la oportunidad de gamificar este Black Friday en torno a estos productos. La participación a través de llamadas a la acción (call to actions) es la clave para el público objetivo de las marcas.

Además del gaming, la tecnología en general, la belleza, la moda y el entretenimiento dominan la conversación social del Black Friday. Ya en la campaña de 2020, el 63% de las menciones correspondían a estas cuatro industrias: tecnología (26%); belleza (15%); entretenimiento (14%) y moda (9%).*

 

El poder de la tecnología

La pandemia ha agilizado la digitalización de tal manera que se han implantado nuevas tecnologías que mejoran las relaciones, hábitos y estilo de vida de las personas.

Por ejemplo, la realidad aumentada está mejorando la realidad de las compras online sobre todo en moda y decoración del hogar. Se experimentará un gran volumen y una participación creciente de las soluciones habilitadas por voz con Alexa y Google Home.

Además, la IA (Inteligencia Artificial) está ayudando a las tiendas a aprender sobre sus compradores, y a personalizar su experiencia de compra online, donde la big data juega un papel importante en crear experiencias personalizadas para dichos clientes.

 

Campañas anti BF

El Covid-19 ha cambiado el orden de las preferencias de los consumidores. Las marcas son conscientes del continuo cambio y han aprovechado el gran hito de comunicación del Black Friday para adherirse a importantes movimientos que, de alguna manera, van en contra del BF tradicional. Ejemplo de ello es la campaña Blue Friday donde la marca Sea Shepherd incitaba a sus consumidores para que compren regalos navideños sostenibles.

Por otro lado, la tendencia general de los consumidores a consumir menos en el BF ha generado una respuesta de las marcas para adelantar sus ofertas y mantenerlas durante más tiempo, generando así más oportunidades para los clientes más conscientes y así evitar el consumo compulsivo.

 

El video, el formato estrella

Los videos en los que los influencers describen sus productos favoritos resuenan con mejor audiencia y resultan más naturales por los usuarios. Los comentarios positivos que estos publican hacen ver la autenticidad del vídeo y como los influencers son recibidos con más confianza que las marcas. Parte de ese impacto positivo del video viene desencadenado por la popularidad alcanzada de Tik Tok. Los formatos de carrusel también funcionan bien para transmitir el mensaje rápidamente.

 

Call to actions

Las llamadas a la acción junto con la promoción de BF son bien percibidas por los usuarios. Las publicaciones mejor recibidas son aquellas en las que se piden a los usuarios que elijan sus productos favoritos o que comenten o hagan clic en ellos. También que hagan clic en el enlace de la biografía para formar parte de una lista de “amigos cercanos” o un programa de fidelización para conseguir ofertas exclusivas.

 

Memes

Los memes atraen también una gran mayoría de comentarios positivos en las publicaciones de BF. Son utilizados sobre todo por pequeñas empresas con un enfoque creativo que las mantenga activas en estos días de tanta competencia, aunque las grandes marcas de belleza también son asiduas a ellos.

 

Concursos y regalos

Los concursos y regalos son un must que funciona a la perfección en esta campaña. Para conseguir estos regalos, las marcas piden a los usuarios que etiqueten a sus conocidos, que les dé a me gusta y que sigan a la marca para ganar. Es una manera sencilla de ganar seguidores, engagement, agradar y dar a conocer sus productos a los usuarios. Además, para los influencers que son la voz cantante de los sorteos, supone una oportunidad de ganar confianza con sus fieles seguidores, a los que se les premia esa fidelidad.

 

Los influencers, la cara visible de las campañas

Cuando el comercio electrónico se une a las redes sociales se conoce como Social Shopping. Esto implica aspectos de las redes sociales, como los grupos, las comunidades, recomendaciones y debates, así como la función principal del comercio electrónico: vender productos y servicios en línea. Para ayudar con todo esto, los influencers son la mejor apuesta para lograrlo.

Se ha pasado de los botones de “me gusta” a los de “compra”, y las plataformas están facilitando a los usuarios la compra a través de la plataforma. Los influencers pueden hablar con intimidad a sus audiencias, impulsando las elecciones y las ventas directamente al comercio electrónico.

puromarketing.com

Abrir chat