Un tercio de los consumidores españoles ya compran online al menos una vez al mes

Un tercio de los consumidores españoles ya compran online al menos una vez al mes

El comercio electrónico despega en España. Si cada tanto atendemos a distintas estadísticas que nos muestran el aumento de la facturación de esta modalidad comercial entre los consumidores de nuestro país, ahora conocemos datos concretos en torno a la cantidad de estos que optan por el entorno digital a la hora de hacer sus compras antes que por salir de casa y realizarlas en establecimientos físicos.

Así, cada vez el medio digital se configura como una oportunidad de negocio para las marcas y para los anunciantes, por lo que se deduce que estar en Internet es una cuestión de obligado cumplimiento para estas. Ello se debe a que este medio es, cada vez, el punto de entrada que ayuda a los consumidores a elegir los productos y servicios que necesitan. Es lo que se desprende del estudio Retos estratégicos del FMCG y del Retail elaborado por Business Consulting. Así, un tercio de los consumidores de nuestro país reconoce que compra online al menos una vez al mes.

A este dato le sigue la cifra de clientes que dice comprar en el entorno digital entre una y cuatro veces al año: el 47%. Asimismo, es destacado que solo el 19% de los encuestados reconozca que nunca o casi nunca ha comprado algún producto a través de Internet. En esta línea, de acuerdo con los resultados del análisis también es de obligado cumplimiento hacer referencia a que no existe una gran diferencia entre los segmentos de edad que dicen comprar en el entorno digital. No obstante, se produce una tendencia más marcada a ello en los estratos de consumidores de edades más temprana.

El precio, determinante

En lo que respecta a las motivaciones que los clientes señalan como causas que les guían a decantarse por la compra online en pos de los establecimientos comerciales tradicionales, el precio más barato resulta determinante. A este motivo le siguen las promociones que los consumidores de nuestro país encuentran en el entorno digital así como la opción que Internet les brinda a la hora de recibir sus compras en casa. Sin embargo, estos indicadores muestran que existe un porcentaje importante de consumidores que aún no se han animado a comprar a nivel digital. Estos corresponden principalmente con un perfil adulto, que si bien utiliza la red para comprar precios, finalmente se decanta por el establecimiento físico a la hora de comprar su producto o servicio.

No obstante, esta tendencia es la opuesta en el caso de los consumidores más jóvenes, que se inclinan por utilizar la red para investigar las opiniones que tienen otros consumidores acerca de los productos y servicios que desean comprar, asegurándose con esta información que su experiencia de compra va a ser altamente satisfactoria.

Las tiendas físicas resisten Es por ello que las tiendas físicas todavía pueden utilizar Internet como una plataforma muy útil a la hora de mejorar sus resultados de negocio. De hecho, la mayoría de los encuestados dice que acude a estos establecimientos para ver, tocar y probar un producto. En este sentido, este factor resulta determinante a la hora de comprarlo para un 88% de los encuestados. A este argumento le sigue la capacidad de recibir el producto en el acto y el poder ahorrarse el precio de los gastos de envío.

Es por ello que los responsables del estudio recomiendan llevar a cabo cambios en las estrategias de estos comercios. En concreto, creen que estos deberían apostar por los dispositivos móviles ya que si bien los mismos todavía no se han constituido como un soporte a través del cual se realizan las compras, en el futuro está claro que desarrollarán un rol determinante en este sentido.

De hecho, actualmente los consumidores se valen de estos soportes para buscar información (22%), ofertas y promociones (20%) y para fines ajenos a las compras (19%). Pero la principal respuesta que obtienen el estudio es que si bien a día de hoy no utiliza el móvil para comprar, este sí es el caso de los consumidores más jóvenes, o lo que es lo mismo: el principal comprador del futuro.

De hecho, en los próximos años este dispositivo será el elegido para buscar la información acerca del producto (39%) así como la búsqueda de promociones (38%) y la materialización de las compras. Una tendencia que tienen que considerar las tiendas, físicas y online, si quieren aprovecharse de las necesidades e intereses de estos consumidores.