Las previsiones de comercio electrónico se disparan en una Europa a dos velocidades

Las ventas minoristas online en Europa alcanzarán en 2017 los 191 mil millones de euros, desde los 112 mil millones de 2012, con un ritmo de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 11% en los próximos 5 años.

El último informe de Forrester sobre el comercio minorista online en Europa analiza 22 categorías de producto diferentes en 17 países, y por primera vez incluye un análisis del conjunto de ventas minoristas para poder calcular mejor las cifras online. Este análisis permite poner mejor en contexto el crecimiento de las ventas online y cómo los comercios son cada vez más dependientes de la venta electrónica, como se ha podido comprobar recientemente con las cifras aportadas por una de las mayores cadenas de grandes almacenes, la británica John Lewis, que muestran un 15% de crecimiento en el beneficio operativo, impulsado sobre todo por un increíble crecimiento de sus ventas online del 40,8%.

Pero mientras que el canal online crece hasta alcanzar una proporción cada vez más importante del total de ventas en países como Reino Unido y Alemania, la consultora prevé una cierta segmentación dentro del continente.

La Europa del Sur experimentará los mayores porcentajes de crecimiento. El comercio electrónico se convertirá en una de las principales vías de los próximos 5 años tanto en España como Italia, y donde los responsables del ecommerce deberán concentrar sus esfuerzos en impulsar el crecimiento asegurando elementos claves como son la conveniencia, el valor y, lo más importante, la posibilidad de elección gracias a una mayor variedad.En el Norte de Europa se entra en una nueva fase de expansión de la competencia. El ecommerce se ha convertido ya en una práctica habitual en toda la región. La mayoría de los comercios cuentan ya con un servicio de venta online, lo que permite a los consumidores disponer de una gran variedad de opciones a su disposición. Los responsables del ecommerce en estos países tienen que enfrentarse a los retos derivados de la optimización y la innovación si pretenden seguir siendo competitivos.

En comparación con Europa, las ventas minoristas en los EE.UU. alcanzarán los 370 mil millones de dólares en 2017, desde los 231 mil millones de 2012, con un CAGR del 9%, señal de que el mercado norteamericano ha alcanzado un nivel de madurez y estabilidad por delante de la mayoría de los países europeos.

Los responsables del ecommerce en Europa se enfrentan a nuevos retos competitivos. Debe adoptar políticas más agresivas en el desarrollo de estrategias que aseguren el crecimiento, ayuden a identificar nuevas fuentes de ventajas competitivas y de diferenciación, al mismo tiempo que optimizan sus negocios para ser capaces de poder satisfacer la creciente demanda de unos consumidores cada vez más familiarizados con el comercio electrónico.

Charlie Mayfield, presidente de John Lewis, ha remarcado que los resultados de su compañía se deben a una oferta adecuada de productos, valor y crecimiento online, y reconoce que esos resultados no son accidentales, sino derivados de un claro enfoque en su empresa hacia una adaptabilidad y agilidad en la organización. En sus propias palabras, “Estamos en un momento de grandes oportunidades derivadas de un cambio en el mercado. Detrás del escenario se está desarrollando todo un cambio discreto en la cadena de valor, la tecnología y en las funciones de soporte. Nuestras inversiones en estas tres áreas han crecido de forma importante, y así va a seguir durante 2013. En los últimos años, nuestra empresa ha invertido conscientemente para disponer de las habilidades necesarias, los sistemas y las estructuras en la organización que nos permitan ser capaces de ofrecer a nuestros clientes lo que quieren en este mercado tan cambiante”.

puromarketing.com