Cada vez más consumidores recurren a internet para encontrar exactamente lo que quieren comprar

Los consumidores consideran indispensable internet a la hora de comprar

Los consumidores ya se han habituado a recurrir al medio online en busca de información, productos y precios en las condiciones más rentables.

Según los datos de Avangate, el desarrollo del comercio online va viento en popa. Para los clientes buscar en internet información sobre aquello en lo que están interesados en comprar forma parte del proceso natural de compra.

Bien sea para comprar moda de la última temporada, buscar un seguro de hogar, o cualquier tipo de servicio online. Internet supone una útil fuente de recursos, donde buscar y comparar. Con la ventaja añadida, de que es posible contratar el servicio o formalizar la compra directamente desde la comodidad de su hogar, o desde el lugar que prefieran, gracias a los dispositivos móviles.

Una aspecto todavía descuidado por parte de las empresas que tienen presencia en internet es el área de la atención al cliente. El informe revela que aproximadamente la mitad de los clientes se siente frustrado sobre la atención recibida vía onlien, mientras que 4 de cada 10 clientes se queja de su pobre experiencia online. Asimismo, la lentitud en la respuesta dificulta la compra para el 35% de los clientes.

En función de los datos de Avangate podemos concluir que las empresas no están todavía alineadas con esta predisposición por parte de los consumidores a comprar online.

El informe incluye también el análisis de la demanda de intangibles a través de internet. Así, el 63% de los consumidores en Estados Unidos utiliza servicios online. De ellos, la mitad son de pago.

Para impulsar las ventas de este tipo de negocios, los modelos tipo freemium ayudan a dar a conocer el servicio, y generar confianza. El 60% de los encuestados pagaría por un servicio sobre el que previamente pudiera disfrutar de un periodo gratuito de prueba.

Asimismo, la flexibilidad es otra cualidad muy apreciada en ese sector. El 50% de los clientes afirmó que contrataría este tipo de servicios online, siempre y cuando pudiera modificar sus condiciones, en función de sus necesidades.

Definitivamente, los clientes quieren comprar online; aunque no siempre las empresas están preparadas para satisfacer sus intereses, y atender sus necesidades en tiempo y forma.